Crossroads


Hoy me encuentro parado, frente a un cruce de caminos. Muy probablemente ya sé hacia donde ir, pero…

En un martes 11 de Junio de 2013, pocos minutos antes de la una del mediodía, terminaba un largo camino. Un camino que comenzó una calurosa tarde de viernes del mes de Junio de 2007. Todo empezó en Madrid, en las instalaciones de la Universidad Europea de Madrid cerca de Alcobendas.


Aquella tarde de verano un maestro,
Jorge Kenigstein, se cruzó en la vida de un aprendiz, Joaquín Rivera, un servidor de Ud. El día anterior yo había decidido asistir a un taller sobre “coaching” picado por la curiosidad del anuncio. Total, “¿Qué podría perder, salvo una tarde de viernes?” No sabía muy bien que pintaba yo allí, un “teleco”, casi todos eran estudiantes de psicología o profesionales de RRHH. Jorge no tendría que haber estado allí. El destino, caprichoso, quiso que su compañera y también maestra María Manzano, tuviera otros compromisos que atender. Así, entre la casualidad y las decisiones conscientes, se fraguó el inicio de esta historia.

Jorge comenzó el taller con unas pinceladas sobre lo que es coaching, y las diferencias con otras técnicas de ayuda como mentoring, terapia, consultoría, etc… Luego nos contó que sólo hay dos formas efectivas de entender verdaderamente lo que es coaching, una es ver una sesión, la otra es practicarlo. Esa misma tarde tuve el privilegio de ser coachee de Jorge, y a la mañana siguiente probé por primera vez lo que significaba sentarte delante de un cliente. Fue un ejercicio sencillo, casi intuitivo, pero al ver el brillo en los ojos de Silvia, la chica que tenía enfrente, y darme cuenta de que algo había hecho “click” dentro de ella en tan sólo 15 mágicos minutos… supe para qué había nacido.

“Yo soy Coach.”

Ahora sabía algo nuevo, pero seguía sin saber casi nada de Coaching. Por suerte un buen amigo, Javier, es Coach desde hace años. El me recomendó literatura sobre Coaching y PNL. Así comencé a formarme. Empezó entonces una cruzada para conseguir los recursos necesarios. Tenía que convencer a mi jefe de que esa era la línea de desarrollo que quería seguir, para que me dieran el tiempo y el dinero. Eloy es duro de roer, y no se le convence con milongas, pero sabe escuchar más allá de las palabras. El fue el primero que creyó en mí y me apoyó. En el invierno de 2009 por fin comenzaba mi formación como Coach. Con Jorge K., María y Jorge Salinas en Lider-Haz-Go! realicé el programa de introducción al coaching ontológico. A finales de año, ya podría estar certificado…

Pero el destino, juguetón, no quería que así fuera.

Cambié de trabajo, cambié de jefe, y hasta cambié de país. Me vine a vivir a Munich y mi jefe estaba en Madrid. La situación no era sencilla, pero mi empeño era claro. Alejandro también me entendió, y con su beneplácito me enrolé en el curso de Coaching en Universitas Telefónica, corría ya Noviembre de 2010. Yo pensaba que sería un módulo de certificación. ¡Que sorpresa la mía! cuando Clark y Gülsün empezaron a contar los fundamentos del Coaching. ¡Estaba de nuevo en la casilla de salida! Empezaba así, de forma inesperada, mi formación en Coaching Co-Activo.

Tras eso, muchas peripecias; y la sabiduría, la ayuda y el cariño de maestros y compañeros me llevaron a completar el core curriculum de la formación Co-Activa de CTI (Coaching Training Institute). Tanto los módulos en Universitas, como los que realicé con Augere tuvieron lugar en Barcelona. Ésta se convertía así en una ciudad clave dentro de mi camino hacia mi verdadero yo. Jimena, María, Conchita, Dori y Helen completan el grupo de los formadores por los que tanto respecto y agradecimiento siento.

“Ya está, Abril de 2012 y ya soy Coach. ¿Y ahora qué?” Estaba claro que esto no era sentirme plenamente completo. El siguiente paso sin duda era la certificación, para completar realmente un proceso de profesionalización adecuado. El 12 de Septiembre de 2012, a las 20:00 comenzaba la primera llamada de nuestro PoD de certificación. De la mano de nuestra lider, Pilar, en compañía de los ocho compañeros, y con la ayuda de Conchita y Rafael como supervisores, lo he conseguido. El 11 de Junio de 2013, pocos minutos antes de la una del medio día, terminaba la última llamada del programa: El examen. Sólo quedaba un poco más de paciencia después de tan largo recorrido, y un par de semanas después recibía la noticia:

Soy Coach Co-activo Profesional Certificado.

Sería muy ingrato no reconocer que además de mis maestros, que espero no haber olvidado a ninguno, también han sido fundamentales mis compañeros en las distintas fases del proceso. Y por encima de todo, aquellos para los que todo esto tiene sentido, mis clientes. Ellos son los que realmente han demostrado su fe en mí. Ellos son los que han puesto sus vidas en mis manos. A todas y todos mis clientes les estoy profundamente agradecido. Entended que no revele sus nombres, pues la confidencialidad es parte integrante del coaching.

Y así hemos llegado al cruce de caminos. El largo camino de encontrar quien soy, y demostrármelo a mi mismo y al mundo ha terminado. Pero no es más que un nuevo principio. Cada día es el principio de la vida que nos queda por vivir. Este, es un principio algo especial, se cierra un capítulo y se abrirán algunos que ahora ni siquiera vislumbro.

Es posible que intuya por qué camino debo ir. Es posible que tarde algo en decidirme. Solo espero seguir compartiendo mis caminos con gente tan maravillosa como la que he encontrado en este.

 

About the Author


Comment (1)


  • Reply Eloy said 3 years ago

    Muchas felicidades

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment