Un (extraordinario) día más


Pensando en ayer, fue simplemente un día más, como muchos otros. Estoy facilitando un programa de formación en Universitas Telefónica. Charlé con algunos colegas. Me ocupé de algunos temas de negocio, respondiendo unos correos. Como estoy fuera, llamé a casa y charlé con mi mujer. Hasta tuve tiempo de llamar a una amiga que me había comprometido a llamarla hace una semana. Todas estas cosas puedes considerarlas tareas rutinarias, pero esa es sólo una de las posibles perspectivas válidas, no la única.

Un (extraordinario) día másYo elegí mirar hacia ayer desde otra perspectiva, y sí…

Ayer fue un día extraordinario. Disfruté trabajando en el programa junto a Colin, mi compañero co-facilitador. Di soporte en su viaje de introspección a Abby, Grainne, Jonny, Günter, Bridget, Mária y Stephen. En una de las pausas recibí un bellísimo cumplido por parte de Manuela, una colega del negocio, que me llegó al corazón -¡GRACIAS Manuela!- Después de cenar, estuvimos celebrando y tocando un poco de música con el equipo de facilitación. Llamé a Marisol y tuvimos una conversación amena; incluso estando lejos, podemos compartir nuestro día, y nuestros sentimientos, reconfortándonos mutuamente. También llamé a Elena, y la ayude con algo que lleva tiempo dando le vueltas por la cabeza. Me sentí agradecido de poder ayudar a alguien a quien quiero, y de que me pidieran esa ayuda.

Así que, cada uno de los momentos fue extraordinario, diferente y único. Algunas veces me doy cuenta de ellos cuando los estoy viviendo, otras veces, es sólo al reflexionar que soy consciente. Es nuestra elección convertir todo lo que hacemos en una experiencia única y extraordinaria, o que sea otra rutina más.

Yo he decidido que hoy, todos y cada uno de mis “hoy”, voy a prestar especial atención para hacer de este un día extraordinario más. ¿Y tú, que quieres hacer con tu día?

Acerca del autor


Comentarios


Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Publica un comentario